Como si nunca te hubiera dejado de ver

La vida me dijo que no durante dos periodos de 365 días; me pidió esperar y obediente le hice caso, esperé y ayer, en un lugar intermedio entre su casa de Guatemala y la mía de Brasil, la volví a encontrar y fue como sin nunca jamás nos hubiéramos dejado de ver y pudimos seguir el hilo de nuestra conversación eterna como si nada; como si no hubieran pasado dos años entre la última charla y la de ayer; como si jamas nos hubiéramos separado fisicamente; como tiene que ser con dos amigas que van unidas por el alma y el corazón; como es siempre con amigas de “deveritas”.

La abracé tan fuerte que casi la rompo en dos y ella me devolvió el abrazo con la misma intensidad.  No nos paró la lengua; la emoción y la alegría se nos escapaban por los ojos.

A pesar de que nos apuramos lo más que pudimos para contarnos todo,  el tiempo no nos alcanzó, porque aun estando a minutos de distancia nunca nos alcanzaba para hablar de todo lo que necesitábamos, queríamos y nos hacía tan bien hablar.

Ayer el horario del restaurant y el cansancio de ambas nos ganó la jugada, pero siempre es mejor poco y bueno, que nada.

Hasta que el viento nos vuelva a juntar chapina de mi alma. Me vas a hacer mucha falta.cópia de FullSizeRender

 

2 Replies to “Como si nunca te hubiera dejado de ver”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s