Despedirse

Despedirse con d de dolor; e de esperanza; s de solo; p de porque; e de energía; d de duda; i de ira; r de rezos; s de sonrisa y e de empezar de nuevo.

Algunas despedidas llevan ocultas las letras de hasta pronto; no me sueltes y ojalá nos volvamos a ver.

Decir chau con un nudo en la garganta que comienza con las ganas de apretar el llanto que se nos escapa y no queremos mostrar.

Despedirse de a poco en encuentros de último momento que nos hacen creer que los minutos se estiran como chicle para así poder pasar un ratito más con los nuestros antes de zarpar.

Decir adiós con dolores de panza por no saber si a muchos de los que dejamos nos los volveremos a encontrar.

Irse con promesas de encuentros y visitas futuras, de las cuales solo un tercio se concretarán.

Despedirse es sinónimo de tristeza profunda porque hay muchos definitivos en esos adioses y cosas que con seguridad no nos volverán a pasar.

Irse nunca fue, es, ni será fácil; se hinchan los ojos, se acaban las lágrimas y se apretar o corazón, pero volver a empezar no está nada mal y por lo tanto hay que despedirse, llorarse, pararse y volver a andar.

21032789_1314515268676755_503422129086889989_n

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s