Como nos costó esa sonrisa

Como nos costó esa sonrisa. Cuanto esfuerzo llevó que saliera del alma.

Fueron noches en vela; fueron llantos justificados; fue no entender porque no la entendían; fue preguntarse incansablemente porque se tuvo que ir; fue sentir saudades infinitas de su tierra adoptada pero altamente amada; fue mirarme con odio por ser la culpable; fue despertar muchos días sin querer salir de la cama y aun menos ganas de querer aparecer por la escuela.

Fueron muchas neuronas puestas al servicio de una nueva lengua; fueron inmensas ganas de volver a ser la reina de la primavera; fue una pelea incansable para que en la nueva escuela todos la conocieran, para que todos supieran que es Annika la de apellido largo y la que habla un montón de bonitas lenguas.

Lo consiguió ella solita, con esa garra que no le entra en el cuerpo tan chiquito, con ese espíritu viejo que encierran sus pocos añitos y con esa inteligencia emocional que a muchos nos falta.

Como iluminan la vida esos dientitos blancos al aire. Que caricia al alma fue verla ser una más del grupo; sin acento; sin idioma raro; sin cosas diferentes y aun tan maravillosamente única.

Brindo por vos enana, por vos que no tenés ni la mas pálida idea de la batalla que acabas de librar y la guerra que acabas de ganar.

Todo llega y esta sonrisa también tenia que llegar.

ANNIKA Y MARIMBA

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s