Felipe no quiere ponerse el pantalón

Felipe no quiere ponerse el pantalón largo. Es lógico, su cuerpito no entiende que hubo un gran cambio. Su cabecita sigue en el Caribe y seguirá ahí por un buen rato. Su piel no siente frio, tiene un poco de calor panameño aun guardado.

Annika no encuentra aun el pan de su agrado, según ella todos los panes de esta ciudad están podridos y ninguno sabe como los de São Paulo.

Camile divisa un brigadeiro o un pan de agua y se le paraliza el alma.

Como los entiendo a Felipe, Camile y Annika. En tantos años de giros jamás comí una empanada como las de casa; nunca volví a sentir el olor a jazmines que mi papá me regalaba; por mucho que busco no encuentro el aroma de las medialunas recién horneadas y aunque parezca loco, hay días que hasta el 100% de humedad porteña se extraña.

La parte fácil de mudarse es empacar; elegir la nueva casa; seleccionar colegios; subir al avión y zarpar.

Lo complicado empieza un par de semanas después de llegar. El dolor del cambio aflora cuando la novedad ya nos deja de asombrar y nuestra cabecita entiende que no estamos ahí para vacacionar.

Es ahí cuando nos toca acomodarlos primero a ellos; explicarles una y mil veces que este es nuestro nuevo lugar; que es aquí donde vamos a morar y que nosotras sabemos, aunque no sepamos nada, que el nuevo sitio les va a encantar.

Daríamos la vida por entrar en sus cabecitas para, tocando un par de cables, aliviarles el dolor, el miedo y la furia de este nuevo comenzar.

Felipe ya se va a dar cuenta que en la nieve, short no puede usar; su piel se lo hará saber y su cabecita lo entenderá.

Annika va camino a encontrar el pan de sus sueños y ya ha acumulando experiencias agradables en este nuevo andar.

Camile se seguirá emocionando ante un pan de agua, un brigadeiro y el sonido del portugués al pasar y para cuando ya crea que su alma no tiene mas cuerda, justo ese día sabrá que se pudo adaptar y que lo bueno está por comenzar.

Démosle tiempo a la cabeza, al corazón y al alma porque tiempo es lo que necesitan para asimilar.

ANNIKA EN PATINENTA

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s